Qué puede aportarnos el queso de oveja

09-05-2018

  Salud
Compartir en Facebook Compartir

Parece que necesitamos excusas para darnos el capricho de comernos una ración de queso de oveja, sólo por su incomparable sabor ya deberíamos incluirlo en nuestras dietas, no obstante os enumeramos cinco propiedades y razones de más peso que las que nos sugiere el apetito para disfrutar de este manjar.


• El queso de oveja es muy nutritivo. La leche de oveja es muy rica en materia grasa y en proteína y éstas se concentran todavía más en el queso, por ello se convierten en un aporte excepcional de energía. Una ingesta adecuada de proteínas garantiza unos músculos fuertes y un organismo lleno de energía para hacer frente a nuestro día a día.

• Es más digestivo. Igual que comentábamos con el queso de cabra, los procesos de elaboración de queso en realidad realizan algo parecido a una predigestión de la leche, por lo que al organismo ya le damos una parte de su trabajo hecha. A esto le añadimos que la leche de oveja tiene menos lactosa que la leche de vaca, ello la convierte en un buen aliado para los intolerante a la lactosa y si, además, estamos ante quesos curados, prácticamente podemos garantizar la desaparición de este azúcar tan guerrero.

• Es un alimento rico en minerales, especialmente hierro, calcio, fósforo y zinc. Todos estos minerales son imprescindibles para mejorar nuestra salud, ayudan a prevenir la anemia, la osteoporosis y la descalcificación. También mejoran nuestro aspecto físico, aportando fuerza y brillo a nuestra piel, uñas y cabello.

• Alto contenido en vitaminas del grupo B. Es importante remarcar que este tipo de vitaminas se eliminan con la orina por ello es necesario irlas reponiendo cada día, este grupo de vitaminas es indispensable para que nuestro metabolismo funcione correctamente. Además es una gran fuente de vitaminas A, D y E.

Grasa más saludable. Encontramos ácidos grasos esenciales para nuestro organismo como el omega 3 y el ácido linoléico. Estos componentes mejoran el funcionamiento de nuestro sistema cardiovascular, nervioso e inmunológico.

Tal y como hemos visto el queso de oveja es un alimento muy adecuado para consumir a diario, sin embargo es importante aplicar la leyes de la prudencia si en casa tenemos algún miembro con problemas de colesterol, hipertensión o sobrepeso. Desde aquí os animamos a que probéis las numerosas, casi infinitas, variedades de queso que tenemos en todo nuestro territorio. Tanto sólo como acompañando a cualquier plato el queso de oveja se convierte en un must tanto por su incomparable sabor como por los beneficios que nos aporta.


Si te ha gustado esta entrada, puedes registrarte en nuestra newsletter para recibir en tu correo electrónico otras publicaciones de interés acerca del queso.

Alta newsletter


También te puede interesar:

7 Razones para consumir queso de Cabra y Oveja

7 Razones para consumir queso de Cabra y Oveja
Consumir un queso artesano de cabra o de oveja siempre es una excelente idea. Acompañarlo de un rico pan de...

Ver noticia Ver más
5 Propiedades y beneficios del queso de cabra que no conocías

5 Propiedades y beneficios del queso de cabra que no conocías
Os dejamos 5 maravillosas excusas que explican las propiedades de este alimento para que lo incluyáis en vuestras dietas como...

Ver noticia Ver más