¿El queso de cabra engorda?

06-11-2018

  Salud
Compartir en Facebook Compartir

Como cualquier alimento muy nutritivo el queso en general engorda, ya sea de cabra, de vaca o de oveja. No obstante os vamos a dar una serie de consejos y motivos para poder seguir disfrutando de este manjar sin tener que sentirnos culpables por saltarnos la dieta.

  1. Busca siempre quesos artesanos y naturales. A parte de ser quesos más complejos y con más matices nos encontramos con productos que presentan la grasa natural de la leche. Igual que hacemos con otros productos hay que huir de los añadidos artificiales tales como aceite de palma u otros derivados que solo aportan calorías extra.

    Promoción envío gratis hasta el el día 18/11/2018 para pedidos a partir de 36 €
     

  2. Adecua la ingesta a tus costumbres. Pese al consejo general de algunos nutricionistas desde aquí os aconsejamos que disfrutéis del queso que más os guste y conociendo su composición os racionéis la cantidad consumida. Es decir, si sois forofos de un buen queso curado de cabra ser consciente de que una ración más pequeña os va a aportar las mismas calorías que una ración el doble de grande de un queso fresco de cabra. Por tanto si sois de los que se sacian con un sabor intenso escoger un queso curado, añejo, reserva, muy afinado… por el contrario si solo os sentís llenos con una ración un poco más grande deberéis optar por un queso fresco, una mozarrella…

  3. Tal y como comentábamos en artículos anteriores la leche de cabra tiene infinidad de propiedades, entre ellas el alto contenido de nutrientes como vitamina A, vitamina D, vitamina K, riboflavina, potasio, calcio, fósforo, hierro, niacina y tiamina. Es por ello que el queso puede servir como sustitutivo de otros alimentos más grasos.

  4. Ayuda a reducir el colesterol. La leche de cabra presenta menos grasas saturadas que la leche de vaca por ello ya existen varios estudios que relacionan el consumo de queso de cabra con la reducción del colesterol total y la fracción LDL gracias a los ácidos grasos de cadena mediana (caproico, caprílico, cáprico).



En resumen, nos encontramos con un alimento muy nutritivo y con infinidad de propiedades que nos reconfortará y saciará, pero, como todo en la vida, es importante aplicar el sentido común y consumir unas raciones adecuadas a nuestro ritmo de vida y edad. Desde aquí os confesamos que no hay un día que pase en el que no comamos quesos pero también es cierto que lo hacemos con mesura y sobretodo escogiendo aquel que más nos guste en ese momento.



También te puede interesar:

7 Razones para consumir queso de Cabra y Oveja

7 Razones para consumir queso de Cabra y Oveja
Consumir un queso artesano de cabra o de oveja siempre es una excelente idea. Acompañarlo de un rico pan de...

Ver noticia Ver más
Beneficios del Queso de Oveja

Beneficios del Queso de Oveja
Ademas del placer de disfrutar de el sabor de un queso de oveja o cabra de calidad, ¡también es beneficioso!

Ver noticia Ver más
5 Propiedades y beneficios del queso de cabra que no conocías

5 Propiedades y beneficios del queso de cabra que no conocías
Os dejamos 5 maravillosas excusas que explican las propiedades de este alimento para que lo incluyáis en vuestras dietas como...

Ver noticia Ver más